La verdad es que el día a día de cualquiera que trabaja fuera es estar siempre muy ocupado. Se levanta temprano, toma una ducha rápida, desayuna corriendo, almuerza corriendo... cansa solo de pensarlo… ¿imagina vivir en esta rutina todos los días? 

No es de extrañar que hacer ejercicio se haya convertido en una rutina muy  importante y recomendable entre las  personas que tienen un día a día muy estresante, y que a la vez desean tener una buena calidad de vida. 

Para hacer ejercicio en casa se debe de crear una rutina 

 Las investigaciones son claras,  para mantener un estado de salud óptimo la actividad física es su salida. Por supuesto, el deporte será el que prefiera, de acuerdo a sus gustos, lo que no puede es quedarse parado, ya sea por su  salud, para su relajación, o por ambos objetivos. Media hora al día, una hora, dos, la rutina será la que se marque, haciendo la combinación de tiempo y necesidad. 

Pero si es una de esas personas que no les gusta hacer ejercicio en un grupo o no consigue ese momento para ir al gimnasio. Tenemos una gran alternativa: ¡gimnasio en casa en un entorno planeado para sus entrenamientos! 

Aparatos de gimnasia integrados en la decoración del hogar 

“La necesidad hace al sapo saltar”, así dice este dicho popular, el cual encaja muy bien en este caso, para hacer ejercicio en casa es necesario algunos ajustes en la decoración de los ambientes, que serán utilizados para nuestra rutina de ejercicios. Pero, con nuestros consejos especiales para este nuevo proyecto, todo es posible! 

Todo el mundo sabe que a veces hacer ejercicio da mucha pereza y que se pueden buscar muchas excusas para posponer el inicio de este, especialmente cuando la idea es hacer ejercicio en casa. Por esta razón nuestra primera lección es ésta: para hacer deporte en el hogar trate de mantener un área dedicada a las actividades físicas, donde tendrá el espacio y aparatos preparados para ya ponerse en movimiento nada mas entrar. Nada de quedarse como siempre moviendo los muebles en la sala de estar para crear un espacio para nuestro ejercicio, además de ser un poco fatigoso y estéticamente poco agradable, puede producir aquél agotamiento que no es bueno para su motivación. 

El placer y la belleza son aliados invitándonos a la hora de hacer ejercicios en casa 

Vámonos a las necesidades de los espacios disponibles en su hogar para nuestros ejercicios. Es importante que la habitación esté bien ventilada, sea un balcón o incluso en la sala de estar o dormitorio, pero que esté provisto de una buena recirculación del aire. 

Después de elegir la ubicación, es hora de delimitar el área para crear su rincón. Una buena solución puede ser grandes macetas con plantas y hacer una separación natural, pero si no le gusta la idea también tiene la posibilidad de separar con biombos o cortinas de tela transparente. 

Elija los aparatos adecuados y dese cuenta de los pequeños detalles 

Si el ambiente no es muy grande, lo ideal es optar por bicicletas o pequeñas cintas, ya que hay disponibles muchos aparatos de diferentes tamaños. 

Para que hagan parte de su decoración, puede pintar los dispositivos con un color que coincida con su estilo. Esto es posible con una lata de aerosol. 

¿Va a utilizar mancuernas y pesas para los tobillos? Si es así, de modo que se queden organizados, es interesante que estén en cajas transparentes o de madera con separadores. En este caso, el suelo necesita una atención especial, ya que si es cerámico, cualquier caída puede causar que se agriete. Para evitar que esto suceda, sólo hay que poner una lona de goma, que también le será muy  útil para no resbalar.  

Muchos de estos aparatos y accesorios los podrá encontrar en webs de segunda mano como compbanco-abdominalesra-venta.es, ¡use la  imaginación para crear su espacio y ahórrese mucho! 

Y para finalizar con la organización, es muy importante asegurarse de que el lugar no recibe mucho calor, en este caso, elegir lámparas fluorescentes o bombillas LED. 

Ahora podrá crear un ambiente súper eficiente y con estilo para que pueda hacer sus entrenamientos en casa. ¡Así que manos a la obra ya no hay excusa para quedarse parado!