Bolsas y fundas para cochecito de bebé, o sillas de paseo son elementos que en un principio no le damos mucha importancia y en realidad son muy necesarios. No sólo para proteger a nuestros hijos del tiempo, pero también aislar el polvo y la suciedad que se acumulará el el carrito con el tiempo, además de proporcionar un acolchado adicional para que estén más cómodos y que se puedan lavarse.

Con su uso, evitamos estar desmontando el soporte textil del carrito a todo el momento para limpiar escombros de comida, panes, galletas, etc., lo que evita el desgaste de las cremalleras, cinturones, etc.

Por otro lado, nos ayudan a ir cambiando el aspecto de nuestro carrito y así adaptarlo a nuestro gusto o preferencias según la época del año.

Cuando es invierno, no hay nada mejor que un saco forrado con una suave mantita polar, para que, incluso cuando haga mucho frío, sea un placer ir a dar un paseo. Siempre depende de la marca y el modelo, pero muchos sacos de bebé incluyen la apertura para retirar o mover al bebé con mayor libertad. Esto también ayuda a aplazar un poco más la vida del saco, y hacer que sea posible el uso a partir de los 6 meses hasta los 2 o 2 años y medio.

Otros modelos tienen una cremallera alrededor de toda la bolsa, que hace que sea más fácil de poner o quitar al niño dentro y, por otra parte, a su vez la bolsa en una práctica fonda para cuando ya no hace tanto frío.

La mayoría incluyen agujeros para pasar el cinturón del asiento y el más común es que son universales, es decir, para adaptarse a todos los modelos de cochecitos del mercado. De todos modos, algunas marcas producen modelos especialmente diseñados que se ajustan perfectamente en sus cochecitos, como es el caso del saco para la a bolsa para la City Select da Baby Jogger.

También hay bolsas, incluyendo accesorios tales como cintas ajustables para proteger al máximo cuando el frío es más intenso, bandas reflectantes para aumentar la visibilidad cuando se hace de noche, anti deslizamiento hacia atrás, lacitos u otros elementos decorativos para iluminar el conjunto.

Cuando llega el buen tiempo, es el momento de poner la funda, es mejor tener dos, ya que podemos lavarlas alternativamente. Las fundas de silla de paseo evitan un exceso de sudor de bebés en contacto directo con el tejido del cochecito y les proporciona un mayor confort. Se puede elegir entre varios diseños, en colores divertidos como dibujos marineros, flores, etc. El coche cambia por completo la apariencia, a los niños le gustan estos pequeños cambios y el coche está siempre impecable.

Con respecto al tema del sudor, nada mejor que una funda acolchada térmica, hay muchas opciones en el mercado. Hay modelos acolchada revolucionarios que permanecen siempre fresca sin necesidad de refrigeración. El secreto está en el interior con gel, completamente seguro para los bebés y que siempre permanecen entre 3 y 5 grados por debajo de la temperatura ambiente.

Hay muchos ejemplos de compañías que fabrican bolsas y fundas universales, incluyendo algunas reversible, haciendo un esfuerzo continuo para renovarse a cada temporada.

Luego están sus propios fabricantes de cochecitos que ofrecen bolsas y fundas que se adaptan perfectamente a sus modelos, lo que asegura que la bolsa elegida sea la ideal para su compra.

En resumen, ya sea por conveniencia de los niños, o por una cuestión de practicidad, lo importante es tener en cuenta en bolsas y fundas para los cochecitos.

Hay muchas madres que también ahorran y consiguen tener docenas de modelos para sus sacos para sillas, una gran demanda de este producto en webs como compra-venta.es, y que usted también puede aprovechar.